A pocas horas de ser posesionado como nuevo alcalde del municipio tarijeño de Bermejo, Irineo Flores del Movimiento Al Socialismo (MAS) cuenta con mandamiento de aprehensión en su contra a raíz de una serie de demandas laborales que iniciaron trabajadores municipales perjudicados por el adeudo de salarios.

“Yo creo que la alcaldía tiene su departamento jurídico que debería actuar en su momento, pero se ha dejado pasar (las demandas) y esas son las consecuencias. Mi propósito es revisar toda la documentación de la parte legal”, sostuvo.

Trabajadores municipales demandaron tiempo atrás ante la justicia a la alcaldía para que esta cumpla con la cancelación de salarios, en el marco de este caso, la semana pasada se emitieron órdenes de aprehensión contra autoridades ediles por el no cumplimiento de pagos.

El burgomaestre de la región fronteriza adelantó que se reducirá al personal de la alcaldía ya que considera que una de las razones de la crisis económica que afronta Bermejo se debe al excesivo contrato de personal que ejecutó su antecesor Delfor Burgos.

TARIJA