Mediante un acuerdo con la dirigencia nacional del Magisterio Urbano, el Gobierno central se comprometió en las últimas horas a efectivizar el pago de tres bonos, reemplazos en maternidad y nuevos ítems.

El dirigente de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia, Hermes Pérez, afirmó que el acuerdo garantiza las demandas del sector y la continuidad del diálogo con el Gobierno. Asimismo, se indicó que el convenio contempla levantar todas las medidas de presión como los piquetes de huelga de hambre y otras medidas de protesta.

“Consideramos que hubo un avance al planteamiento que se tenía y que originalmente originó el conflicto, finalmente hemos podido firmar un acuerdo que marca el poder seguir trabajando en unas mesas técnicas”, manifestó.

Por su parte el ministro de Educación, Adrián Quelca, confirmó que los acuerdos logrados permiten continuar con las negociaciones para atender las otras demandas del Magisterio Urbano.

“Consideramos que hemos logrado un avance para establecer algunos temas del pliego, lo que hacemos ahora es la respuesta mejorada a los 10 puntos priorizados”, dijo.

Desde el sector se indicó que para mañana martes existe la predisposición de las autoridades competentes para continuar con el diálogo en torno a otras demandas expuestas en un pliego petitorio.

LA PAZ