El sector privado de Cochabamba se pronunció este viernes sobre el acuerdo entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) de incrementar el 2% al salario mínimo nacional e indicó que el porcentaje pactado no evita que el cierre de empresas.

El presidente de los privados cochabambinos, Luis Laredo, aseveró que no existen las condiciones económicas para costear el beneficio a los trabajadores.

“El Gobierno y la COB deben dejar de atropellar al sector formalmente establecido que es el principal generados de empleo en Cochabamba y Bolivia, el Gobierno nacional y la COB tienen que asumir las consecuencias que provocará un incremento salarial del dos por ciento”, manifestó.

Los empresarios aseveran que las primeras consecuencias serán experimentadas en meses próximos con el incremento de personas desempleadas a nivel nacional.

COCHABAMBA