El presidente de la Brigada Parlamentaria de Chuquisaca, Gustavo Cuéllar (MAS), calificó de implacable la decisión del gobierno de procesar a elementos que “hacen quedar mal” al partido político con hechos de corrupción. Ante ese panorama se demanda una purga interna en el oficialismo.

“El MAS ha sido implacable, las cosas hay que limpiarlas desde casa. No tenemos que permitir ni a nivel central ni departamental ni municipal por eso saludamos el trabajo que está realizando el ministro de Gobierno”, aseveró refiriéndose a la reciente aprehensión del ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Edwin Ronal Characayo quien es acusado de corrupción.

Tras conocerse de la aprehensión y ante la derrota en las urnas del MAS en la segunda vuelta de las elecciones subnacionales en Tarija, Chuquisaca, Pando y La Paz, se vio la necesidad de una “purga interna” y cambios en la estructura nacional del instrumento político.

CHUQUISACA