El Gobierno, mediante el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza Pinto, denunció este miércoles que países capitalistas están privando al mundo el acceso a las vacunas contra la Covid-19 e hizo un llamado a sus homólogos de Latinoamérica a pronunciarse y trabajar en unidad y no de manera aislada.

Este día debemos denunciar al mundo el genocidio disimulado que impone sobre nuestros pueblos el capitalismo inverecundo. Cómo es posible que menos de 10 países desarrollados acumulen más del 80% de las vacunas, este es el mayor examen moral que la humanidad está rindiendo y nos estamos aplazando (…)  es una estupidez hacer esfuerzos aislados como países y no como humanidad”, manifestó la autoridad nacional durante la inauguración de la Feria Integral de Salud.

Según señala un boletín de prensa del Ministerio de Salud, el titular lamentó que las capacidades científicas favorezcan a los países que ostentan poder económico, sin considerar que Bolivia suscribió contratos para garantizar las vacunas, pagando con los recursos de los bolivianos.

“Hay una crisis de egoísmo donde nos vemos afectados algunos países, hemos suscrito convenios y los hemos firmados, pero parece que nuestros dólares no sirven con relación a otros países poderosos. Como Gobierno electo hemos firmado estos acuerdos para garantizar las vacunas, hemos pagado con nuestros recursos soberanos”, acotó.

Llamó a la unidad del pueblo boliviano y pidió “no politizar ni desinformar ni crear pánico” con el tema de las vacunas y pidió evitar paros innecesarios. Recordó que el tema de las dosis no es un problema del Gobierno sino de todo el mundo.

LA PAZ