El diputado cruceño Richard Rivera denunció la mañana de este martes que la frontera con el vecino país de Brasil continúa abierta al tráfico vehicular y al comercio pese al decreto que establece el cierre temporal de los puntos con el coloso de Sudamérica.

Según manifestó el legislador, una comisión mista se trasladó a la frontera entre Santa Cruz y Brasil donde se constató que no existe el personal adecuado para el control ni para la toma de muestras para la detección de Covid-19.

“Vemos que no hay ningún tipo de control, los vehículos siguen transitando las 24 horas del día, le mienten a Bolivia diciendo que las fronteras tienen pruebas PCR o Antígeno nasal. Señor Luis Arce deje de mentirle a Bolivia”, aseveró en entrevista con diferentes medios de comunicación.

Rivera afirmó que, a 600 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra, la carretera que contacta a San Ignacio de Velásco con La Bela y Santísima Trinidad de Brasil se encuentra sin control y con flujo normal de motorizados.

SANTA CRUZ