La propuesta presentada a través de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (ANAPO) por los productores soyeros de Santa Cruz en torno a la polémica por la banda de precios fue respaldada en las últimas horas el sector aceitero y por los exportadores cruceños.

El presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, Osvaldo Barriga, considera que el planteamiento logra garantizar la continuidad de la cadena oleaginosa sin causar subsidios entre privados.

“Creemos que debería ser implementada para lograr un acuerdo por la seguridad y la soberanía alimentaria y además para lograr un equilibrio en toda la cadena”, sostuvo.

La sugerencia del sector establece mantener la banda de precios solo por este 2021 para los pequeños productores pecuarios y a partir del 2022 el gobierno subvencione los productos derivados de la soya a través de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa).

SANTA CRUZ