El vicepresidente nacional de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos Bolivia (APDHB), Edgar Salazar, refutó en las últimas horas la postulación de la presidenta de la institución, Amparo Carvaja, al premio nobel de la Paz por la supuesta participación de la regenta de la APDHB en lo que él considera el “golpe de Estado” de 2019.

“No apoyamos esa posición del Conade, creo que el Conade ha perdido su razón de ser al haberse convertido en una institución que toma decisiones políticas (…) la señora Amparo Carvajal nunca ha reconocido las muertes en Senkata y Sacaba, nunca ha reconocido un golpe de Estado y nunca ha reconocido que existió un gobierno de facto”, aseveró en entrevista con Loyola Fides a tiempo de acusar a la presidenta de la APDHB de “acomodar” a gente en la gestión transitoria.

Salazar y parte de la APDHB se oponen a la gestión de Carvajal al considerarla prorrogada y nada eficaz en favor de los derechos humanos.

La jornada pasada el Conade determinó iniciar una campaña para postular a Amparo Carvajal al premio nobel de la paz, esta propuesta surge a pocos días de conocerse que legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) postularon al presidente argentino Alberto Fernández a este homenaje por supuestamente “salvar la vida de Evo Morales”.

CHUQUISACA