La Defensoría de la Niñez y Adolescencia del municipio de Bermejo atraviesa una preocupante crisis debido a que desde noviembre del año pasado no existe una persona que se haga cargo de la institución y por el adeudo de pagos del servicio de luz por parte de la alcaldía del lugar.

Un grupo de personas que aguardaba para realizar alguna diligencia en estas oficinas, lamentó las deficiencias que se tiene para atender distintos casos.

“Ya estoy como dos horas y lo único que me dicen es que no hay luz y que no está la psicóloga”, mencionó un afectado a radio Fides Bermejo.

El personal del área social y jurídica del municipio se encuentra impago por más de un año y durante las últimas semanas fueron blanco de cuestionamientos por la deficiente atención que se brinda a personas víctimas de violencia.

La directora de desarrollo integral, Magda Peña, quien además es la única persona autorizada para brindar informes, señaló que desconoce la situación real de la deuda de este servicio básico ya que recién ocupa el cargo desde el pasado mes de diciembre.

“Ya no se llamará a un responsable que se haga cargo de esta unidad, porque ya será responsabilidad del nuevo alcalde”, manifestó Peña dando a entender que la parte ejecutiva estaría simplemente a la espera de la conclusión de su mandato.

TARIJA