La llegada de medio millón de vacunas chinas Sinopharm contra el Covid-19 al aeropuerto de Viru Viru de Santa Cruz fue escenario este miércoles de una controversia por la negativa que recibió la alcaldesa cruceña, Angélica Sosa para ser parte del acto de recepción de las dosis. A tiempo de lamentar la situación, la autoridad denunció que este hecho es utilizado como campaña política de cara a las subnacionales de marzo.

El vuelo de la estatal Boliviana de Aviación (BoA) que trajo al país las 500.000 fue recibido horas atrás por el presidente Luis Arce Catacora quien destacó la presencia de diferentes organizaciones sociales de Santa Cruz y de los candidatos del Movimiento Al Socialismo (MAS) a la gobernación y alcaldía cruceña, Mario Cronenbold y Adriana Salvatierra.

“A nuestros viceministros y viceministras, la confederación de mujeres Bartolina Sisa, a nuestra Fejuve de Santa Cruz, a nuestra candidata a la alcaldía de Santa Cruz la hermana Adriana Salvatierra, también saludar a nuestro hermano Mario Cronenbold candidato a la gobernación por el MAS”, manifestó Arce.

Por su parte, la alcaldesa y también candidata a la silla edil, Angélica Sosa, denunció que se le negó la presencia en el acto de recepción, esto desató la molestia de la autoridad quien pidió al gobierno dejar de hacer campaña con la salud.

“Hacen este show ¿Quién creen que vacuna? Vacunamos el primer y segundo nivel, el gobierno municipal”, manifestó.

SANTA CRUZ