Carlos Alberto Puita, víctima de la emboscada en Vila Vila durante los conflictos de 2019 acusó a la Fiscal departamental de Potosí, Roxana Choque, de haber paralizado y deslindado la competencia de la institución para la investigación de los hechos enviando el caso a Oruro, obligándolo a abandonar la denuncia por el costo que significaría continuar con el proceso.

“Esta demanda que iniciamos en 2019 por los hechos ocurridos en la emboscada en Vila Vila, no ha tenido ningún avance, no hemos sido notificados, han enviado la documentación a la ciudad de Oruro indicando que el mismo corresponde a esa ciudad (…) nos ha hecho perder un año”, manifestó.

Puita considera que tras este hecho se encuentra el Movimiento Al Socialismo (MAS) y ve “persecución política” contra las víctimas de la emboscada.

En noviembre de 2019 una delegación de personas oriundas de Potosí y Chuquisaca que pretendían llegar a la ciudad de La Paz para reforzar las movilizaciones tras las denuncias de fraude en las elecciones de ese año, fue emboscada por partidarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) en la carretera Vila Vila, a 80 kilómetros de Oruro, donde se tomaron rehenes y existieron denuncias de presuntas agresiones sexuales contra jóvenes estudiantes.

POTOSÍ