La candidata a la alcaldía de Santa Cruz por la Agrupación Unidos, Rosario Schamisseddine, se presentó este martes con picota en mano en la Avenida Viedma frente a la Clínica Santa María, para destruir parte de la vía BTR de transporte urbano de la ciudad como protesta hacia las autoridades municipales por no frenar esta obra considerada como “perjudicial”.

“Hicimos esta rueda de prensa para decirle a las autoridades sordas que despierten y escuchen a su pueblo como tiene que ser respetando el trabajo de todos”, manifestó.

Desde la alcaldía de Santa Cruz se anunció un proceso contra la también concejala por destruir espacios de la ciudad.

SANTA CRUZ