El epidemiólogo del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Pando, Rodolfo Villarroel, expresó ayer su preocupación por el número de decesos en la ciudad de Cobija a causa del Covid-19, según indicó, a diferencia de la primera ola esta vez se reportan fallecidos casi todos los días.

“Estamos haciendo las atenciones y a pesar de ello la gente no utiliza o aplica las medidas de bioseguridad (…) los que están enfermando o falleciendo no solamente son del grupo de riesgo”, manifestó el galeno.

Villarroel explicó que las infecciones y decesos corresponden este último tiempo a varios adolescentes que contrajeron el virus.

El último reporte del Sedes Pando, da cuenta de 12 nuevos casos de Covid-19, elevando la cifra departamental a 3.821 casos de los cuales 221 fallecieron y 2.472 se recuperaron.

PANDO