El viceministro de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos y de Gestión y Desarrollo Forestal, Magin Herrera, declaró luto en el país y activó una investigación con un equipo multidisciplinario sobre el presunto biocidio de más de 30 cóndores en la comunidad Laderas Norte, provincia Cercado del departamento de Tarija.

“Por los decesos de estas aves que constituyen un símbolo para todos los bolivianos el Ministerio de Medio Ambiente ha declarado duelo”, manifestó la autoridad.

 

Lugar donde se halló a los cóndores

Según se precisó, el deceso de estas aves en peligro de extinción podría datar de hace 10 días. El biólogo Juan De Dios Garay anticipó que la toma de muestras determinará el tipo de veneno y la magnitud del daño, esto permitirá confirmar o descartar la hipótesis que se maneja en torno a un presunto envenenamiento.

 

Lugar donde se halló a los cóndores

La teoría preliminar sugiere que uno o varios comunarios usaron carne envenenada de chivo para atacar a los animales que estaban afectando al ganado de la zona sin medir las consecuencias ambientales de su accionar.

“Se tienen perros muertos, un chivo, una oveja que está más o menos a unos 15 metros aguas abajo en las mismas condiciones del chivo, es decir, con moscas”, precisó el profesional biólogo.

Tras un análisis a la zona se logró constatar que un total de 35 cóndores murieron del total 17 eran hembras y 18 machos.

“Son 17 parejas de cóndores y un macho adulto, entonces si vemos desde ese ángulo y la época en la que estamos hay polluelos y huevos, no sabemos cuántos han quedado abandonados”, acotó.

TARIJA