Se detectó en las últimas horas que cinco internos de la cárcel de Palmasola de Santa Cruz se encuentran afectados por Covid-19, al momento los infectados se encuentran aislados y reciben el tratamiento correspondiente.

El director de Régimen Penitenciario, Mauricio Romero, indicó que debido a la situación de la cárcel más grande del país se encuentra controlada, pero por precaución se determinó ampliar el encapsulamiento una semana más.

“Se tiene cinco casos positivos de los cuales una es mujer y cuatro son hombres, las personas han sido aisladas en los ambientes establecidos desde hace un mes”, precisó la autoridad.

Ninguno de los casos requiere de atención médica y los pacientes evolucionan de manera favorable.

Brigadas médicas del Servicio Departamental de Salud (Sedes), médicos voluntarios e iglesias apoyan al personal médico de Palmasola para el control de los reclusos.

SANTA CRUZ