El gerente general de la estatal Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), Ramiro Lizondo, aseveró este jueves que la movilización protagonizada por algunos sectores en el municipio de San Buenaventura, en el departamento de La Paz, busca evitar que se investiguen presuntos actos de corrupción, malos manejos e irregularidades que cometió la anterior gerencia, entre noviembre de 2019 a noviembre de 2020. 

“Entendemos que toda la movilización que se está organizando en el pueblo de San Buenaventura, con el argumento de que yo, el antiguo gerente, es una persona prepotente, abusiva y que no puede volver a dirigir la empresa, en realidad es una movilización para evitar que nosotros investiguemos todos estos malos manejos, irregularidades y corrupción que se dio en la empresa Easba”, dijo en una conferencia de prensa.

La mañana de este jueves, el secretario general de la Federación de Comunidades Originarias Interculturales del municipio de Ixiamas, José Luis Guizada Nina, dijo que su sector pide la destitución del nuevo gerente, porque la gestión de Lizondo se caracterizó por malos tratos y poca productividad.

Respondiendo a estas acusaciones, Lizondo afirmó que ese sector objeta el trabajo que realizó en esa empresa para evitar que ahora inicie un proceso de investigación, tomando en cuenta que en una semana descubrió varias irregularidades y actos de corrupción.

Además, dijo que se recibieron varias denuncias, entre ellas, la compra con sobreprecio de urea, irregularidades de la facturación, la contratación masiva de personal y que los recursos de la venta de alcohol se depositaban en cuentas personales, “las cuales se investigarán en los siguientes días para identificar a los responsables”.  

También, denunció que camiones, tractores y cosechadoras automatizadas fueron “desmanteladas y canibalizados”, con daños severos, los cuales serán evaluados para su reparación.  

LA PAZ