Las lluvias torrenciales que cayeron el fin de semana causaron inundaciones y desastres en varias regiones urbanas y rurales del país, la situación movilizó a las autoridades del Gobierno nacional en apoyo a las familias damnificadas.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, informó que el temporal de lluvia azotó principalmente al departamento de Cochabamba y provocó el desborde de los ríos.

Según detalló la autoridad, el rio Taquiña del municipio de Tiquipaya se desbordó y ocasionó una inundación que afecto a varias familias; en el municipio de Cercado las aguas rebasaron los canales de drenaje.

“Hemos tenido que lamentar la pérdida de una persona cuyo vehículo fue arrastrado a una canal”, informó la autoridad.

Un reporte de la agencia estatal de noticias indica que calles y viviendas en los municipios de Cercado, Colcapirhua y Tiquipaya quedaron anegadas debido a las fuertes lluvias. En Villa Tunari familias damnificadas por el desborde del río que hay en la zona fueron evacuadas.

El sector agropecuario y los caminos también resultaron afectados por las tormentas en Cochabamba, donde sus autoridades sostendrán una reunión mañana (lunes) con el Viceministerio de Defensa Civil, el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, la Administradora Boliviana de Carreteras y otras instituciones.

Otro punto del país afectado por las lluvias fue Yapacaní, en el departamento de Santa Cruz. Las aguas convirtieron las calles en ríos e inundaron decenas de viviendas.

El pasado miércoles, el Gobierno aprobó el Plan Nacional de Emergencias 2021 con un presupuesto de Bs 64 millones para prevenir riesgos y atender los desastres que eventualmente puedan afectar al país. Las gobernaciones y alcaldías también cuentan con recursos propios para esa tarea.

A la fecha “tenemos aproximadamente 13 mil familias afectadas (en todo el país), cuatro personas fallecidas, tres en Sucre y una en Cochabamba. No tenemos el reporte de ninguna persona desaparecida”, apuntó Calvimontes.

COCHABAMBA