Las zonas altamente productoras del departamento de Chuquisaca expresaron ayer su preocupación por las pasadas sequías y la reciente llegada de lluvias, según indicaron, podría existir un retraso en el ciclo natural de siembra y cosecha de sus productos.

El alcalde del municipio de Tomina, Germán Sifuentes, explicó que las lluvias llegaron a su región afines de diciembre de 2020, lo que retrasó los cultivos de maíz y papa.

“Recién nuestros productores están terminando con la siembra, estamos a mediados de enero y recién nuestras familias están terminando de sembrar, eso significa que existe un riesgo alto de no poder concluir con el ciclo natural del cultivo y que no se tenga las cosechas esperadas como cada año”, dijo la autoridad en contacto con Loyola Fides.

CHUQUISACA