Los niveles de agua de los principales ríos de la Cuenca del Amazonas presentaron crecidas puntuales generando que en algunos casos que los mismos alcancen la “Alerta Naranja”, por lo que el Servicio Nacional de Hidrografía Naval recomiendo en las últimas horas adoptar las medidas preventivas necesarias ante probables riadas, debido al periodo de lluvias y la crecida de agua en todos los cursos naturales.

El Teniente de Navío Diplomado en Ingeniería Militar Julio Quinteros Chávez, Jefe del Departamento de Hidrología del Servicio Nacional de Hidrografía Naval, brindó un informé actualizado de los niveles de agua en las tres cuencas hidrográficas de Bolivia, “Al norte de Bolivia, los ríos; Acre, Abuna, Orthon y Madre de Dios, han presentado crecidas puntuales, generando en algunos casos que los niveles alcancen la ALERTA NARANJA, sin embargo a la fecha los niveles se mantienen entre ALERTA MARILLA y ALERTA VERDE, estimándose para la segunda quincena de Enero y el mes de Febrero que se incrementen los niveles de agua”, sostuvo.

El boletín de prensa de la Armada Boliviana indica que, en el río Beni, las intensas precipitaciones en sub-cuencas altas, ha generado que el río Beni en su tramo entre Rurrenabaque, Riberalta y Cachuela Esperanza, presente crecidas puntuales llegando a “Alerta Naranja”, aunque debido a sus características aún no se han generado desbordes de importancia, estimando que entre Febrero y Marzo se incrementen los niveles de agua.

Mientras que en el Eje Ichilo-Mamoré, continúan las intensas precipitaciones en sub-cuencas altas, provocando en esas zonas desbordes e inundaciones que se ingrese en “Alerta Naranja” y probablemente la zona baja ingrese en “Alerta Amarilla”. Se estima que los niveles serán elevados entre febrero a Abril, pudiéndose presentar problemas de desbordes.

Los niveles de agua en la Hidrovía Paraguay-Paraná y en el Lago Titicaca se encuentran recién en el periodo de ascenso, razón por la que aún se halla en “Alerta Verde”.

Los análisis y reportes hidrológicos de seguimiento y pronóstico, elaborados por el Servicio Nacional de Hidrografía Naval, permiten apoyar de manera eficiente al Servicio de Alerta Temprana, asesorando a las Instituciones del Estado relacionadas con la gestión de riesgos, en la toma de decisiones y ejecución de medidas preventivas oportunas ante los eventos hidrológicos extremos, mitigando sus efectos y principalmente precautelando la vida y la seguridad de la población vulnerable del Estado.

LA PAZ