El secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Nelson Villalobos, reveló este miércoles que en el diferimiento bancario la merma de la capacidad de la banca alcanzó los $us 3.800 millones e indicó que en caso de un nuevo diferimiento se adicionaría a esta cifra $us 1.800 millones.

“Lo que pedimos es que esto se trate con responsabilidad y que las medidas que se adopten no expongan a mayores riesgos al sector del sistema financiero porque de cada 100 bolivianos que presta un banco, 10 corresponden aproximadamente al capital del banco y 90 lo que hace es que es intermediar loa ahorros del público”, aseveró en entrevista con Antes de Mediodía de radio Fides.

Villalobos indicó que en caso de diferir nuevamente los créditos el riesgo mayor está en los ahorros de los usuarios.

“Por eso los bancos tienen que manejar con responsabilidad la recuperación de esa cartera y por eso se tiene que generar utilidades para poder capitalizar de 100 a 150 y permitir expandirle el crédito para propiciar la reactivación económica”, acotó.

LA PAZ