La jornada pasada, mediante un video la expresidenta del país Jeanine Áñez, anunció su renuncia a los Demócrata y justificó su accionar indicando que no desea ser parte de “los viejos politiqueros”, la exmandataria además lamentó no haber recibido apoyo en la pacificación del país, en la lucha contra la pandemia del Covid-19 y en la creación de los bonos durante su gestión.

Durante su primera aparición tras dejar el gobierno, Añez arremetió contra las autoridades departamentales que gobernaron el departamento del Beni.

“En las últimas décadas el Beni fue manejado por viejos politiqueros, por Alex Ferrier que entregó el Beni a Quintana y al centralismo y por Ernesto Suárez que manejó el Beni como si fuera patrimonio personal, a Ernesto Suárez como parte de los viejos politiqueros le costó admitir que una mujer beniana fuera presidenta de Bolivia y lo mismo pasaba en el otro bando”, aseveró.

 “Y por eso ahora sé en carne propia que es necesario y urgente un cambio en el Beni, un cambio que permita instalar el bono Beni, un bono a cada familia beniana para compensar en algo la difícil situación que pasamos por el virus y las décadas que el Beni ha sufrido por estar al servicio del centralismo”, acotó.

LA PAZ