La miembro del movimiento Mujeres por la Democracia, Bertha Gutiérrez, sostuvo la mañana de este jueves que durante la pasada gestión no existió ningún “golpe de Estado” al mandato y ratificó que lo sucedido entre octubre y noviembre de 2019 fue una reacción popular ante los indicios de fraude en los comicios pasados.

“Ha sido la molestia por el autoritarismo de un gobierno que ha estado bastantes años y la gente salió a las calles queriendo expresar esa molestia (…) no hubo tal golpe de Estado, ha sido una sucesión constitucional y ellos lo han querido manejar de otra manera, pero consideramos que las aguas han vuelto a su cauce”, afirmó.

Gutiérrez recordó a las actuales autoridades nacionales el discurso que manejan en torno a la reconciliación y los emplazó a cumplir con esta postura.

POTOSÍ