El presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Paul Franco Zamora, se refirió ayer a la decisión de la Sala Constitucional del Beni que resolvió dejar sin efecto el nombramiento y posesión del magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Carlos Egüez y señaló que todo fallo de un Tribunal de Garantías es de cumplimiento obligatorio.

La autoridad sostuvo que la determinación de la sala beniana que ordena cesar de su cargo a un magistrado del TSJ, aún no fue remitido a esa instancia, por lo que solicitará al presidente del Tribunal de Justicia del Beni la inmediata remisión para resolver la situación con rapidez.

“De acuerdo al código procesal constitucional, las resoluciones que emergen de las salas constitucionales de los tribunales de garantía son de cumplimiento obligatorio (…) las resoluciones que emergen de los tribunales de garantías o de las salas constitucionales pueden resolver cualquier aspecto relativo a la supuesta lesión que existiese”, manifestó.

CHUQUISACA