Un grupo numeroso de madres de familia que cobraron este año el Bono Familia de Bs 500 durante la cuarentena por Covid-19 expresó hoy su molestia por la exclusión en el pago del Bono Contra el Hambre de Bs 1.000 se movilizó en la ciudad de Oruro en demanda de ser tomadas en cuenta como beneficiarias.

“En su candidatura (Luis Arce) bien claro dijo que iba a pagar el bono de rincón a rincón en toda Bolivia, nosotras hemos confiado en y por ese motivo hemos votado por él, pero ahora nos da un revés discriminándonos a las madres que necesitamos, producto de esta pandemia nos hemos quedado sin capital, sin nada”, manifestó una de las madres.

Las progenitoras consideran que el gobierno las “discrimina” y lamentaron que producto del pago del Bono Familia no hayan podido beneficiarse con el Bono Universal y con el Bono Hambre, por lo que anunciaron que continuarán con las movilizaciones, no se descarta que esta medida sea replicada a nivel nacional.

ORURO