El dirigente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) afín al Movimiento Al Socialismo (MAS), Jesús Vera se refirió este miércoles a la denuncia que pesa en su contra por la quema de 66 buses PumaKatari en noviembre del año pasado durante los conflictos sociales e indicó que presume que todo fue un “autoatentado” del alcalde Luis Revilla.

“Lo que nosotros hemos denunciado es que antes de la quema existía un cementerio de PumaKataris, ha habido la investigación por los medios de comunicación y eso se ha denunciado, entonces lo que nos parece a nosotros es que, quien se beneficiaba con la quema de los PumaKataris es el alcalde (…) nosotros presumimos que hubo un autoatentado”, manifestó en entrevista con radio Fides.

Tras la renuncia de Evo Morales a la presidencia, grupos radicales quemaron 66 buses PumaKatari en los patios de Chasquipampa y Achumani, en el marco de las investigaciones se aprehendió a varios dirigentes de choferes y afines al MAS entre ellos, Jesús Vera.

LA PAZ