Más de un centenar de gremiales se movilizaron este martes en la ciudad de Oruro a la espera de que el alcalde de la urbe, Saúl Aguilar, atienda sus demandas, el sector expresó su molestia por el presunto incremento de impuestos y otras licencias necesarias para el cumplimiento de su actividad.

El secretario ejecutivo de la Federación de Comerciantes Minoristas, Jorge Orellana, sostuvo que las tarjetas para derecho a comercialización que antes se costaban en Bs 15 ahora incrementaron su precio a Bs 20, asimismo denunció que los impuestos subieron de manera alarmante.

“El año pasado una compañera ha pagado 250 bolivianos de impuesto, ahora está pagando 820 bolivianos, es un robo”, manifestó a su llegada a puertas del edificio de la alcaldía orureña y adelantó que su sector no se marchará del lugar hasta sostener conversación con la autoridad municipal.

“El comerciante vive de las calles, el comerciante sufre de las inclemencias del tiempo pero lamentablemente hoy en día están queriendo aprobar la ley de aceras, a querer botar a todos los comerciantes de las calles”, concluyó.

ORURO