Las víctimas de la emboscada en Vila Vila y los mineros agredidos en Playa Verde durante los conflictos sociales del año pasado a raíz de las denuncias de fraude en las elecciones de octubre, informaron este lunes que acudirán a la reunión con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El representante de las víctimas, Carlos Alberto Puita, sostuvo que no confían en la delegación internacional.

El sector afectado considera que la comisión de la CIDH está parcializada y pese a ello se demandará el esclarecimiento de los hechos registrados en 2019 cuando las delegaciones potosinas pretendían trasladarse a la ciudad de La Paz para reforzar las protestas que exigían la renuncia de Evo Morales.

“Nosotros vamos a exigir que se haga un seguimiento e investigación a los hechos del año pasado en lo que ha sido la emboscada en Vila Vila y la balacera en Playa Verde a nuestros hermanos cooperativistas (…) nosotros vamos a exponer que es lo que ha pasado, como ha sido todo”, manifestó a tiempo de adelantar que se exigirá dar con los responsables de estos sucesos.

Consultado sobre la credibilidad de la comisión extranjera, el representante del sector indicó que existe desconfianza.

“La verdad nosotros no confiamos, no tenemos plena confianza porque esto ha sido convocado por partidarios del MAS y recordemos que cualquier persona invitada por el partido de gobierno se supone que son parciales al ente, pero vamos a desgastar cualquier esfuerzo para esclarecer esto”, agregó.

POTOSÍ