Personas de la tercera edad protagonizaron la mañana de este viernes una marcha hasta puertas de la Brigada Parlamentaria de Santa Cruz exigiendo ser incluidos en el pago de los Bs 1.000 del denominado Bono Contra el Hambre, el sector manifestó que son un grupo vulnerable y lamentaron no ser escuchados por diputados y senadores.

“Nosotros no estamos dispuestos a irnos sin respuesta, existen 96 mil adultos mayores en Santa Cruz ciudad y 160 mil en todo el departamento y a nivel nacional somos más de un millón (…) los mismos médicos dicen que nosotros somos los más vulnerables”, manifestó el presidente de la Federación Departamental del Adulto Mayor, Guillermo Noza Coria.

El pago del Bono Contra el Hambre podrá ser cobrado en efectivo según reglamentación del Decreto Supremo (DS) 4392 y beneficiará a quienes perciben el, Bono Juana Azurduy, personas con discapacidad que reciben el Bono de Indigencia, también aquellos que recibieron el Bono Universal incluyendo personas sin ningún tipo de remuneración salarial del sector público o privado a la fecha y asegurados independientes en el Sistema Integral de Pensiones.

SANTA CRUZ