La jornada pasada, el Ministerio Público secuestró 20 respiradores del Centro de Especialización de Salud que depende del Ministerio de Salud, mismas que fueron colectados con el propósito de ser sometidas a pericias científicas por parte de especialistas en terapia intensiva para determinar si cumple con los requisitos del área en el marco del tratamiento de personas con coronavirus.

El Fiscal Departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío, informó que, en el marco de la investigación del caso respiradores chinos, en el proceso de secuestro también se realizó la verificación del contrato de adquisición de los equipos, señala una nota de prensa de la Fiscalía.

“Dentro de los actuados investigativos se realizó el registro del lugar donde se encontraban los respiradores que serán sometidos a una pericia con especialista en terapia intensiva y del área de salud. Estas instalaciones eran el lugar donde los equipos debían ser distribuidos a los nueve departamentos. También se realizó la verificación de la documentación de respaldo referente al contrato de adquisición de los respiradores de procedencia China”, dijo Cossío.

El proceso de investigación inició en contra de personeros del Ministerio de Salud y miembros del Comité Científico del Gobierno anterior por la compra de 324 respiradores chinos por la presunta comisión de los delitos de Incumplimiento de Deberes, Contratos Lesivos al Estado y Conducta Antieconómica, con un presunto sobreprecio de 6 millones de dólares y fallas en los equipos.

Cossío agregó que, en el marco de las investigaciones de este caso, la exministra de Salud del gobierno de Jeanine Áñez, Eidy Roca, ya emitió su declaración en calidad de sindicada, mientras que la excanciller Karen Longaric declaró en calidad de testigo.

LA PAZ