Parlamentarios de oposición se pronunciaron ayer contra lo que consideran “acciones de persecución” contra jefes policiales que estuvieron implicados en el motín policial de noviembre del año pasado durante los conflictos postelectorales tras las denuncias de fraude en los comicios que daban como ganador a Evo Morales.

“Lastimosamente el gobierno ha empezado el trabajo de venganza, el trabajo para amedrentar a la población a través de instituciones tan importantes como son las Fuerzas Armadas o la Policía. Las Fuerzas Armadas han cumplido su rol, la Policía también, no olvidemos que el MAS hizo un fraude escandaloso”, sostuvo el senador orureño por CC, Fernando Dehne Franco.

El asambleísta aseveró que el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) busca cambiar la versión de los sucesos del último trimestre de 2019.

“Vamos a hacer las representaciones que el caso amerite para ante la Asamblea Legislativa y vamos a tener una posición muy fuerte a nivel ejecutivo”, acotó.

Asimismo, cuestionó al gobierno de Arce por priorizar estas acciones por sobre otras de más relevancia como la reactivación económica.

ORURO