Diego Armando Maradona ha fallecido este miércoles a los 60 años de edad tras sufrir un paro respiratorio, según anunció el periódico Clarín en su edición digital.

El ex futbolista estuvo a principios de este mes diez días internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un “bajón anímico”, pero al hacerle chequeos se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado.

Maradona está considerado como uno de los mejores futbolistas de la historia del fútbol. Pasó de futbolista a leyenda en el Mundial de México 1986, cuando capitaneó a Argentina para ganar la Copa del Mundo. Su doblete contra Inglaterra en los cuartos de final del torneo, con un gol con la mano y otro recorriendo la mitad del campo mientras sorteaba defensas sin parar pasará a los libros de historia del deporte. “Barrilete cósmico, de qué planeta viniste”, gritaba Victor Hugo Morales.

34 años después de aquello, el mundo despide a un Maradona que es religión en Argentina e icono en Nápoles, club al que levantó de las cenizas para llevarlo a conquistar Italia. En España pasó dos épocas, en Barcelona y en Sevilla, con más protagonismo en su vida nocturna que en el balón, pero para siempre recordado.

PERIÓDICO EL MUNDO