Ante la situación que atraviesa el municipio de Sucre por el déficit de agua a causa de la disminución de los canales Ravelo y Cajamarca, las juntas vecinales de la capital de Bolivia, amenazaron en las últimas horas con movilizarse si las autoridades no dan solución a la escasez del líquido.

“Estamos en nuestro pleno derecho, vamos a organizarnos si los del gobierno departamental, gobierno municipal y el Ministerio de Aguas no nos convoca a los del directorio (…) vamos a organizarnos porque no nos queda de otra, esto no es político, es por necesidad”, manifestó el dirigente vecinal Aurelio Calisaya a tiempo de lamentar que las autoridades solo atiendan demandas que amenacen con movilizaciones.

La reducción del caudal del sistema Cajamarca derivó en el racionamiento de agua en el Distrito 3 y 4 de la capital, según dijo la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado, la medida podría ser replicada en diferentes zonas de la ciudad.

RADIO LOYOLA