El comandante de la guarnición militar de Cochabamba, general Alfredo Cuellar, fue aprehendido este martes por instrucción de la fiscalía en el marco de las investigaciones de las 12 muertes de Huayllani (Sacaba), durante la convulsión social tras la renuncia y salida del país del expresidente Evo Morales.

Tras su aprehensión y declaración informativa ante el Ministerio Público de Sacaba bajo el delito de “asesinato”, Cuéllar fue conducido a celdas policiales.

El abogado del jefe castrense, Edwin Paredes, informó que su defendido presentó el plan estratégico de trabajo general de noviembre del 2019, en cumplimiento al Decreto Supremo (DS) y órdenes del comando en jefe durante el gobierno en transición de la presidenta Jeanine Añez.

“Hemos hecho que preste su declaración y, bueno, (…) él solamente ha cumplido con funciones administrativos, nunca ha tomado decisiones de operación. necesariamente vamos a demostrar en el transcurso del proceso ello y seguramente, en adelante ya vamos a continuar con los demás requerimientos que vamos a presentar”, dijo su abogado.

FIDES LA PAZ