Tras el anuncio del ministro de Educación, Adrián Quelca, de retornar a las labores educativas el próximo año de manera semipresencial en dos grupos de lunes a sábado, los padres de familia del municipio potosino expresaron en las últimas horas su preocupación por esta posición y manifestaron no estar de acuerdo con la propuesta.

La dirigente de la Junta distrital de padres de familia, Giovana Jiménez, aseveró que las infraestructuras de los colegios no están adecuadas para garantizar las medidas necesarias, por lo que se pidió a las autoridades tomar en cuenta la opinión de los progenitores, del contario anunciaron que no enviarán a sus hijos a las aulas.

“Queremos ser bien claros, pedimos al ministro de Educación que se pueda reunir con los nueve departamentos, en el municipio de Potosí, las unidades educativas no tienen una buena estructura como nosotros los padres de familia desearíamos”, sostuvo la representante potosina de padres de familia.

“Por estas circunstancias políticas muchos nos hemos olvidado del tema de la pandemia, no quiere decir que vamos a hablar ya de clases semipresenciales, hay que reunirse, hay que hablar”, agregó.

Jiménez emplazó a la autoridad informarse sobre la situación epidemiológica del coronavirus.

FIDES POTOSÍ