Tras su aprehensión ayer en la ciudad de La Paz por uso indebido de influencias, el exdirector de Migración, Marcel Rivas, calificó de “arbitraria” su retención y recordó que cuando los exministros de Gobierno, Arturo Murillo y de Defensa, Fernando López, salieron del país, él ya no se encontraba a la cabeza de esa institución.

Rivas aseveró que su aprehensión es injustificada e indicó que hace varios días atrás se apersonó al Ministerio Público en el marco de las investigaciones contra las exautoridades.

“Yo me apersoné a la fiscalía, vamos a ver cuál es la inquietud que tiene el fiscal nuevamente y con eso vamos a aclarar lo que se tenga que aclarar (…) nada que esconder y veremos cuál es la justificación del fiscal porque a pesar de haberme apersonado a la fiscalía, todavía en lugar de notificarme con el memorial que hemos metido, quieren notificarme con una orden de aprehensión”, aseveró.

Rivas afirmó que el memorándum de desvinculación al cargo que cumplía como director nacional de Migración se hizo efectivo el 4 de noviembre, es decir, un día antes de que Murillo y López abandonaran el territorio nacional.

FIDES LA PAZ