A través de una comisión de fiscales, el Ministerio Público de Oruro se encuentra aún en la etapa preparatoria del proceso abierto por la emboscada que sufrió en el sector de Vila Vila las comitivas potosinas y chuquisaqueñas que pretendía llegar a la Sede de Gobierno para reforzar las protestas ante el presunto fraude electoral de octubre de 2019. En el proceso se imputó formalmente al exgobernador orureño, Víctor Hugo Vásquez.

Por su condición de asilado, el exgobernador de Oruro dejó sin efecto una orden de aprehensión que en su momento fue expedida.

“Nosotros hemos cumplido con el voto de la ley (…) se va a presentar una imputación formal y posterior a eso recién el Ministerio Público recibe información”, sostuvo el miembro de esta comisión, fiscal Zulmer Villegas a tiempo de indicar que los indicios para la investigación surgen a raíz de la intervención policial a un vehículo del Gobierno Departamental de Oruro con evidencia de haber trasladado a un número indeterminado de personas a la zona donde se originó el conflicto el día que se agredió y roció con gasolina a las comitivas.

“Aparentemente se estaba trasladando a personas al lugar donde había un conflicto (…) se amplía la investigación toda vez que en los hechos no solo se habría hecho uso de este vehículo, sino también de otros bienes”, agregó.

FIDES ORURO