Este miércoles, el comandante general de la Policía, Johnny Aguilera, intervino la dirección regional de Tránsito de la ciudad de El Alto y procedió a relevar al personal acusado de cobros ilegales de entre Bs 1.000 y 1.500 a los infractores durante el tiempo de la cuarentena por Covid-19.

“El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, preocupado por las denuncias de corrupción contra servidores policiales de esta unidad, instruyó el relevo del personal y proceder con las investigaciones”, manifestó la autoridad.

Los efectivos acusados de cobros irregulares serán remitidos a procesados disciplinarios internos, en caso de una denuncia formal, los mismos serán sometidos a la vía ordinaria, informó la agencia estatal de noticias.

Según se indicó, los motorizados retenidos eran enviados a garajes particulares, donde también existía otro negociado ya que contaban con una tarifa que compartían los dueños de los inmuebles con el funcionario policial.

El Cnl. Sergio Bustillos asumirá la conducción de la unidad policial.

LA PAZ