El Juzgado Primero Anticorrupción de Chuquisaca determinó este martes suspender la detención domiciliaria al exgobernador Esteban Urquizu, argumentando que el Ministerio Público, la Gobernación y el Viceministerio de Transparencia no presentaron oposición para dar curso a la solicitud del imputado, informó el juez anticorrupción, Gary Bracamonte.

“Ante la exposición de solicitud de la parte peticionario (Esteban Urquizu), el Ministerio Público, el Viceministerio de Transparencia y la Gobernación de Chuquisaca no presentaron oposición; es decir se allanaron y en pocas palabras pidieron que se dé curso a la solicitud y en atención a ello se dispuso levantar la detención domiciliaria“, informó a los periodistas.

Uquizu, quien fue Gobernador de Chuquisaca durante dos periodos consecutivos, está acusado de varios delitos, entre ellos, abandono del cargo, incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias.

Bracamonte aclaró que el Ministerio Público presentó, 24 horas antes de la audiencia, el requerimiento conclusivo de acusación formal por lo que indicó que no era necesario mantener la detención domiciliaria de Urquizu.

“Fue otro de los fundamentos por los cuales el Ministerio Público se allanó”, precisó el juez. Aclaró que al contar con el requerimiento de acusación formal, se puede iniciar el juicio contra la exautoridad.

De igual manera Bracamonte aclaró que se mantienen sobre Esteban Urquizu todas las otras medidas, como el pago de la fianza, la presentación de su persona cada 15 días en un juzgado y el arraigo en el país.