El dirigente de la ciudad de El Alto, Ernesto Quispe, detenido por supuestos hechos de violencia durante el bloqueo de la Central Obrera Boliviana (COB) dejará la cárcel de San Pedro ya que en las últimas horas la justicia le concediera la cesación a la detención preventiva a cambio de la detención domiciliaria y otras medidas sustantivas.

“Más bien se ha obtenido óptimos resultados toda vez que el señor juez a cargo nos ha otorgado la cesación, debiendo mi cliente cumplir detención domiciliaria mas la otorgación de dos garantes, el arraigo correspondiente y presentarse a la fiscalía cada lunes”, asevero en radio Fides, Fernando Peñaloza, abogado del dirigente.

Ayer se llevó adelante la audiencia de cesación a la detención preventiva, producto de una audiencia de acción de libertad, producto de la audiencia, el Tribunal Tercero de Sentencia concedió la tutela y ordenó al juzgado competente la celebración y señalamiento inmediato de la audiencia de la cesación a la detención preventiva.

El pasado 15 de octubre, Ernesto Quispe fue aprehendido, detenido y remitido a la cárcel de San Pedro de la ciudad de La Paz, de forma preventiva sindicado de haber propiciado  el bloqueo  que dejó sin oxígeno y alimentos a varias regiones, y por presuntamente generar conflictos durante el bloqueo de caminos de la COB, con el saldo de más de 30 personas fallecidas.

FIDES LA PAZ