El viceministro de Descolonización, Rafael Quispe, denunció ayer que se reactivó la persecución en su contra por el delito de acoso político denunciado por la excandidata a la Gobernación de La Paz y dirigente de las Bartolinas, Felipa Huanca.

La autoridad aseveró en radio Fides que, si por denunciar la corrupción tiene que ir preso, está dispuesto a hacerlo. Asimismo manifestó que en un corto plazo la justicia emitirá una sentencia en su contra.

“Hermanos y hermanas, bolivianos y bolivianas ya ha empezado la persecución política del Movimiento Al Socialismo, empezó con nuestra presidenta Jeanine Áñez, luego por los ministros y hoy se ha programado la persecución en un juicio oral denunciada por Felipa Huanca por acoso político y violencia contra la mujer”, aseveró.

Quispe explicó que la audiencia por el caso está programada para el 16 de noviembre y el proceso de juicio oral contará con dos o tres audiencias, “se dictará una sentencia en mi contra”, acotó.

“Quiero decirle al pueblo boliviano que yo no me voy a escapar, que yo no me voy a ir del país, si por defender a mi patria, la democracia y la libertad tengo que ir preso a Chonchocoro, no hay ningún problema, estoy dispuesto a ir porque no he robado, no he hecho nada”.

FIDES LA PAZ