Las lluvias caídas en últimos días en la región del chaco en el departamento de Chuquisaca lograron sofocar gran parte de los incendios que consumían miles de hectáreas en serranías forestales como el Aguaragüe y el Iñao, según reportó el secretario de Medio Ambiente de la Gobernación, Juanito Aranda.

“Con las lluvias suscitadas en el sector del chaco chuquisaqueño, se ha podido aplacar casi al 100 por cien de los incendios forestales en el departamento de Chuquisaca”, explicó el funcionario.

Según un reporte de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) el fuego de los incendios afectó al menos 35 mil hectáreas de tierra.

“Se ha afectado a la fauna, flora, así también nuestros recursos hídricos, ahora como instituciones en conjunto con las nuevas autoridades tendríamos que trabajar en un plan de reactivación de estas áreas que han sido afectadas”, acotó.

RADIO LOYOLA