A su llegada a la plaza 10 de noviembre este miércoles, el candidato a la vicepresidencia por Creemos, Marco Antonio Pumari, tuvo que ser resguardado para evitar ser agredido. Horas antes por la mañana el exlíder cívico potosino convocó a la población hacerse presente para “insultarlo”.

 

Plaza 10 de noviembre a la llegada de Pumari

Una gran cantidad de personas acudieron al llamado, sin embargo, ante masiva presencia de gente que pretendía reprochar a Pumari el no haber declinado su candidatura, tuvo que resguardarse en un recinto cercano.

Por su parte, simpatizantes de Creemos también se congregaron en la plaza 10 de noviembre para respaldar a Pumari dando lugar a insultos y agresiones de ambas partes. Al momento existe personal policial intentando evitar mayores percances.

“Si hay amenazas y la población quiere agredirme porque se siente traicionada, que lo haga conmigo, no con mis hijos”, alcanzó a decir el exlíder cívico a tiempo de denunciar que amenazaron la casa donde viven sus hijos.

FIDES POTOSÍ