Ante las protestas y vigilias en Santa Cruz, Cochabamba y Chuquisaca por el cómputo de las elecciones nacionales y susceptibilidades de un nuevo fraude, el Gobierno emplazó este miércoles a las autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) a dar certidumbre a la población boliviana para evitar que se desate la violencia.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pidió a los partidos políticos que se disputaron la presidencia en la última elección, ser responsables con sus actos y dejar de confrontar al país.

“Creo que es importante que el TSE le dé certidumbre al país porque estas movilizaciones pueden generar violencia, en este momento la responsabilidad sobre el tema de las elecciones es del Tribunal Supremo Electoral”, manifestó.

La autoridad emplazó a los excandidatos “ser responsables con sus actos” y reunirse con el TSE en caso de existir algún reclamo sobre el desarrollo de los comicios.

FIDES LA PAZ