La Policía Nacional desplegará el plan de seguridad para las elecciones 48 horas antes del 18 de octubre, día de sufragios nacionales y se mantendrá 48 horas después de los plebiscitos para evitar cualquier eventualidad antes durante o después del día de votación.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, señaló que la Policía y las Fuerzas Armadas (FFAA) tiene la obligación de garantizar la tranquilidad en los comicios.

“Vamos a controlar 48 horas antes y 48 horas después con el auto de buen Gobierno para que no haya vivillos que quieran hacer disturbios o molestar, aquí se va a hacer cumplir la ley, queremos una clara elección y fiesta democrática el domingo”, aseveró.

La autoridad aseveró que el Gobierno nacional entregará el mando al Gobierno ganador de manera pacífica en el marco de las reglas de la democracia.

FIDES SANTA CRUZ