Los productores de carne de pollo, cerdo y ganado lechero resolvieron ayer declararse en emergencia por la desatención de las autoridades y la falta de predisposición para obligar a las industrias oleaginosas a regirse en el decreto supremo que fija los precios de la harina del solvente de soya para el mercado interno similar al de exportación, advierten con incrementar el costo de sus productos.

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Reynaldo Díaz, mediante un pronunciamiento oficial aseveró que la situación que atraviesan pone en riesgo el cierre de unidades lecheras, avícolas y porcícolas en todo el país.

“Se pone en riesgo por el incremento de sus costos y la competencia eterna, esto puede dar lugar a una subida de precios para los consumidores, denunciamos públicamente que los precios emitidos por los ministerios correspondientes no se están cumpliendo”, aseveró.

Se emplazó a las carteras de Estado del área aplicar las sanciones correspondientes. “Hasta la fecha no hemos visto acciones para corregir las distorsiones que van a generar problemas en el abastecimiento”, agregó.

FIDES SANTA CRUZ