El responsable de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Potosí, Huáscar Alarcón, informó ayer que de acuerdo al análisis de los últimos días sobre la cantidad de casos Covid-19 registrados se considera que la región potosina se encuentra en una desescalada lenta, sin embargo, los profesionales expresaron su preocupación por la falta de cumplimiento de medidas de bioseguridad por parte de la población.

“Nosotros estamos ingresando a una desescalada lenta en el índice de contagios de coronavirus”, manifestó la autoridad en salud.

Según el último informe del Ministerio de Salud, Potosí registró anoche 39 nuevos casos de la enfermedad, elevando la cifra departamental a 8.715 pacientes, así mismo se lamentó el deceso de un total de 253 personas.

FIDES POTOSÍ