El sector apicultor de Cochabamba se declaró en emergencia en las últimas horas a raíz de una deuda de medio millón de bolivianos por parte de la Empresa Boliviana de Alimentos (EBA). El representante del área, Navor Mendizabal, denunció que hace ocho meses la estatal no paga por los productos entregados.

“Estamos con deudas, EBA nos debe plata, no nos ha pagado del producto que se le ha entregado aquí en Cochabamba, hasta ahora no han cumplido con eso, se nos ha venido la primera cosecha de temporada y tampoco tenemos claro cómo vamos a hacer el tema de acopio”, precisó.

Por su parte, Rosemary Rocha, pobladora de Punata denunció que sufren el robo y quema de colmenas de miel y a la fecha no encuentran justicia.

“Era una pena lo que ha pasado, las abejas muertas en el suelo, de colmenas enteras estaban muertas y el fiscal no nos hacía caso”, agregó.

FIDES COCHABAMBA