El viceministro de Presupuesto, Óscar Navarro, manifestó este martes que el Gobierno actual deja en manos del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el legislativo definir el rumbo del pago del bono Contra el Hambre de Bs 1.000 e indicó que el próximo mandato resolverá el destino del beneficio en caso de no existir fuentes de financiamiento.
Hemos intentado financiarlo a través de un crédito externo, pero lamentablemente la Asamblea ha imposibilitado esas operaciones (…) el MAS tiene que aprobar un crédito que sea de libre disponibilidad para dar curso (al pago)”, aseveró en entrevista con radio Fides.
Consultado sobre lo que ocurriría en caso de no existir financiamiento para el pago del beneficio, la autoridad indicó que el destino de la ley sobre la cancelación del bono de Bs 1.000 dependerá del próximo Gobierno. “El siguiente Gobierno tendrá que evaluar si es pertinente el pago, si mantiene la ley vigente porque ya no será el escenario actual que tenemos”, explicó.
FIDES LA PAZ