Las trabajadoras sexuales de la ciudad de Oruro protagonizaron este miércoles una marcha de protesta en demanda de la reactivación de su sector, las mujeres aseveran contar con las medidas de bioseguridad necesarias para garantizar su labor y evitar contagios de Covid-19.

Su representante, Lily Cortez, desde una esquina de la Plaza 10 de febrero emplazó al alcalde de la ciudad, Saúl Aguilar, permita que las trabajadoras nocturnas retomen su actividad.

“Nosotras las trabajadoras sexuales somos parte de esta sociedad y gracias a estas trabajadoras se disminuye el porcentaje de violaciones, damos trabajos directos e indirectos, también tenemos hijos y las autoridades al no abrir los locales donde desarrollamos nuestra actividad están vulnerando nuestros derechos”, aseveró.

El sector no descarta radicalizar sus medidas de presión con una huelga de hambre.

FIDES ORURO