La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), se manifestó ayer desde Sucre y ve con buenos ojos la exhumación de los presuntos restos del teniente Jorge Clavijo ya que en torno al caso del feminicidio a la periodista Hanalí Huaycho existen varias dudas y se espera que las mismas puedan ser disipadas.

El vicepresidente nacional de la APDHB, Jorge Salazar, dijo que la institución siembre se mantuvo en la incertidumbre sobre el asesinato de Huaycho en 2013.

“Creemos que al existir un sinfín de rumores sobre el paradero del exteniente Clavijo creo que el Ministerio Público de manera acertada ha tomado la decisión de utilizar los mecanismos científico-forenses para esclarecer si los restos encontrados en una población de los Yungas corresponden o no al señor Clavijo”, sostuvo Salazar.

Según considera el vicepresidente, las investigaciones develarán si el expolicia continúa con vida y aclarará las especulaciones sobre la posible residencia de este en el extranjero.

RADIO LOYOLA